Minutas de la reunión de la Junta Directiva del Banco de la República del 30 de octubre de 2020

  • Español
  • English

La junta consideró la información reciente de actividad económica e inflación y la revisión de pronósticos realizada por el equipo técnico. Destacó la leve mejora en las proyecciones de crecimiento para 2020, si bien confirman una marcada contracción de la economía. Consideró que la flexibilización de las medidas de aislamiento, los apoyos fiscales a hogares y a empresas, las bajas tasas de interés y la amplia liquidez suministrada por el Banco de la República, son factores que contribuyen a tener mejores expectativas en el margen.  

Los directores mencionaron que las expectativas de inflación de las encuestas para finales de 2021 se estabilizaron, situándose en 2,8%. Por otro lado, las expectativas a dos años que se extraen de los papeles de deuda pública se sitúan en 2,52%, acercándose a los niveles recogidos en las encuestas.

La junta consideró que si bien se espera que la tasa de desempleo nacional se reduzca en el cuarto trimestre de 2020 y se sitúe entre 15,1% y 16,9% a fin de año, este sigue siendo un factor de gran preocupación, en particular por los altos niveles de desocupación a nivel urbano y entre ciertos segmentos de la población como los jóvenes y las mujeres.

Los directores resaltaron que las tasas de interés del sistema financiero han recogido de manera importante la reducción de la tasa de política monetaria y destacaron el que la calificadora de riesgo Standard & Poor´s haya mantenido la calificación de riesgo soberano del país, brindando un compás de espera para que el Gobierno pueda consolidar sus esfuerzos de ajuste fiscal.

En el frente externo, se mantiene la perspectiva de un entorno en el que los principales bancos centrales continúen con una política monetaria ampliamente expansiva y en el que prevalecerán elevados niveles de liquidez.  Reiteraron que la dinámica del déficit en cuenta corriente continúa reflejando menores necesidades de financiamiento para el país y destacaron que la ampliación de la Línea de Crédito Flexible del Fondo Monetario Internacional fortalece la disponibilidad de liquidez externa de la economía colombiana, en un entorno global caracterizado por mayor incertidumbre.

Los directores manifestaron su preocupación por el rebrote de la pandemia en diversos países, en especial en Europa, y señalaron que estos desarrollos recientes constituyen un factor adicional de incertidumbre para la política económica en general y para la política monetaria en particular.

En esa medida, la Junta Directiva, al considerar el balance de riesgos, decidió por unanimidad mantener la tasa de interés de intervención en 1,75%. 

La junta resaltó que futuras decisiones dependerán de la evolución de las variables macroeconómicas y de los factores de riesgo ya mencionados. 
 

Fecha de publicación: 
03/11/2020
Hora: 
17:00